Auténticamente digitales

Ya basta, dicen. Es el momento de olvidarnos de anacronismos y dejar atrás paradigmas anclados en nuestro estúpido mundo real analógico. Es hora de ser genuinamente, sinceramente y honestamente digitales

Separar lo real de lo digital es ver nuestro monitor, tableta y móvil como pequeñas ventanas a otra dimensión. Una dimensión digital con sus propias reglas. Pero resulta que lo digital está integrado en nuestra vida diaria de una forma mucho más difusa, con mecanismos de interacción prácticamente ubicuos. Considerar la pantalla como una frontera es arcaico. Y falso: nuestra interfaz ya no es una mera superficie de contacto, sino un entorno de interacción tridimensional, real, tangible y con reglas físicas. Por todo ello, honestamente creo que es el entorno digital el que debe adaptarse a nuestro mundo real.

Y no al revés.

Publicado por

Dani Armengol

Information brewer.