Consultor o diseñador

Un consultor es alguien que asesora profesionalmente, que “da su parecer”. El consultor es llamado para ayudar a resolver un problema, lo analiza y da su parecer sobre cómo solucionarlo, pero no soluciona nada.

Ese parecer, en ocasiones, puede asemejarse a un diseño. El consultor puede entregar un diagrama de cómo él considera que se debería organizar esto o presentar unos garabatos de aquello; pero estos entregables no son el fin, son únicamente un medio para transmitir o comunicar su parecer.

El cliente recoge ese parecer, lo estudia y hace algo que el consultor nunca podrá llevar a cabo mientras siga siendo consultor: toma decisiones. Con ello el cliente esboza un plan, que podrá ser modificado, ampliado o descartado más adelante, pero ese plan sí es diseño.

El consultor que aspira a ser diseñador estará eternamente frustrado. Se desesperará al ver que el producto final no es como su imaginación proyectaba. Se irritará cuando por falta de una visión global sus propuestas iniciales sean descartadas. Llorará al ver que no tiene control sobre el futuro del proyecto.

Si tú, lector, te sientes identificado con este último párrafo te aconsejaría lo siguiente: cambia de profesión o asume la realidad: lo que haces es consultoría, no diseño.

Publicado por

Dani Armengol

Information brewer.