Ese monstruo de tres cabezas

Oficina nueva. Paredes aún sin pintar. Sala de reuniones improvisada y cuatro personas ilusionadas sentadas alrededor de una mesa de camping. Sí señores, una start-up. A la primera de cambio se menciona “El Usuario” en la reunión. ¿Pulsará aquí o allá? ¿Irá por este camino o aquél otro? Cada uno dice la suya. Uno recuerda ciertas leyendas antiguas sobre este extraño ser. Otro saca a relucir los datos que le facilitó un amigo que lo vio un día entre la niebla. El tercero pone encima la mesa sus prejuicios y experiencias personales. Y el cuarto se inventa algo para no quedar en silencio. La reunión se alarga, discutiendo amargamente sin llegar a ninguna conclusión, y finalmente el tiempo se agota y la decisión final se acaba delegando al viento, sentenciándola con esa lapidaria expresión… “le damos una pensada”.

Continúa en Emprenderalia.

Publicado por

Dani Armengol

Information brewer.